Equilibrado hidráulico de sistemas centralizados de agua fría

 

El contar con un sistema de control de alta tecnología para el control de un edificio y fundamentalmente de su sistema de aire acondicionado no es un elemento suficiente si no se tiene un equilibrado adecuado de los caudales de agua necesarios para el aire acondicionado según diseño, y entonces lejos de ahorrar se producirán altos consumos.

03-01

 Un circuito equilibrado hidráulicamente ahorra energía debido a:

  • El frío es distribuido de una manera óptima en todo el edificio permitiendo a los ocupantes estar confortablemente aún con temperaturas altas de promedio en el edificio.
  • Las bombas trabajan con la menor carga posible consumiendo menos energía eléctrica.
  • Se reducen costos de capital ya que los equipos de mantenimiento no necesitan equipos complementarios (tales como bombas auxiliares, plantas enfriadoras, calderas) debido a caudales desequilibrados en los circuitos.
  • Se reducen costos de mantenimiento con los circuitos equilibrados ya que las cargas mecánicas se reparten de una manera igual a todos los equipos mecánicos evitándose que algunas piezas de los equipos vayan sobrecargadas.
  • El tiempo entre fallos de los equipos aumenta y por consiguiente la vida útil de los mismos.
  • Los valores de diseño pueden mantenerse mejor ya que los equipos de mantenimiento no tienen válvulas ciegas en el circuito.
  • Se mejora el confort de los ocupantes durante el verano y el invierno con lo que se reducen las quejas.
  • El rendimiento de los circuitos se optimizan con lo que la producción de frío se consigue con los mínimos costes de energía y de servicio.

Para llevar a cabo el proceso de equilibrado son necesarias las siguientes herramientas:

  1. Planos de las redes de tuberías que incluyen los ramales principales y secundarios.
  2. Planos de equipamiento donde aparezcan: Enfriadoras, bombas y unidades terminales.
  3. Caudalímetro.

El equilibrado hidráulico consta de las siguientes etapas:

  1. Estudio de los planos y memoria descriptiva del proyecto.
  2. Diagnóstico de la instalación que incluye mediciones en puntos esenciales del sistema.
  3. Equilibrado hidráulico de los ramales principales y secundarios.
  4. Comprobación de caudales según diseño de: unidades enfriadoras, bombas, y unidades terminales.
  5. Ejecución de las medidas necesarias que garantizan el equilibrado del sistema tales como: limpieza del sistema, evacuación de aire (purga), modificación de tuberías en casos necesarios etc.

Un sistema equilibrado hidráulicamente, además de garantizar el confort al personal del edificio, reporta ahorros sustanciales de energía que pueden oscilar desde un 15 a un 20% dependiendo de las características de cada instalación.